La Muerte Política.

Un rasgo característico de nuestra cultura es la cercanía con la muerte y sobretodo, nunca abandonar a los muertos, ellos nunca mueren pues siempre los mantenemos vivos, imaginandonos que harían ellos en circunstancias que vivimos a diario.

Por ello, los muertos de ayer en México tienen impacto en las decisiones de hoy. Eso lo vivimos en la política con los preceptos de Cárdenas y Juárez, ya que nos basamos en ellos para las decisiones en el año 2010, así como también huimos del legado de Iturbide o Porfirio Díaz.

Hoy quiero hacer un recuento. Primero de importantes magnicidios a nivel mundial, después aterrizar en los asesinatos y muertes de importantes personajes de nuestra política y por último la muerte más dolorosa, la política, de la cual sorprendentemente muchos regresan



MAGNICIDIOS HISTORICOS




ABRAHAM LINCOLN
Su asesinato se perpetuó días después del fin de la guerra, en el teatro Ford. Un actor, John Wilkes Booth, le disparo por la espalda, se lanzo al escenario y exclamó: “Así mueren los tiranos. El Sur ha sido vengado”, tras lo cual huyó. Esta conspiración, que nadie puso en duda, también produjo el ajusticiamiento de un grupo de personas cómplices de Booth. Sin embargo, esto represento una pista falsa.





LUTHER KING
El doctor Abernathy había terminado su trabajo en la habitación y se disponía a salir del balcón, cuando una tremenda explosión lo detuvo. King se tomó la garganta y luego se desplomó en el piso de cemento del balcón. Sangraba por el lado derecho de la mandíbula y el cuello. La corbata había sido arrancada por el disparo.



ARCHIDUQUE FRANCISCO FERNANDO
La decisión de matar al archiduque aparentemente fue tomada por Dragutln Dimitrijevic, sin llegar a ser aprobada por el Comité Ejecutivo. Es muy probable que los involucrados se dieran cuenta de que, si tenían éxito, el magnicidio sería una invitación a la guerra entre Austria y Serbia, y había muchas y buenas razones para suponer que Rusia respaldaría a Serbia. Pero seguramente no llegaron a imaginar que aquella posible pequeña guerra entre vecinos iba a convertirse en una catástrofe mundial.






JOHN KENNEDY
El presidente Kennedy fue asesinado durante una visita a Dallas en circunstancias nunca aclaradas del todo. Le sucedió su vicepresidente Johnson, el cual impulsó una investigaci
ón oficial que culpó del atentado a un único francotirador, Lee H. Oswald. Este joven oscuro murió a su vez asesinado por un enfermo terminal, borrándose todas las pistas de lo que muchos han señalado como un complot en gra
n escala, detrás del cual estarían los grandes magnates de la industria, los servicios secretos u otros poderes contrarios a la política del presidente.




NICOLAS II DE RUSIA
El primer disparo se dirigió hacia Nicolás, que apenas pudo colocar un brazo protector sobre el cuerpo de su mujer, su muerte fue instantánea. La habitación estallo en gritos y disparos: Alejandra cayó muerta por una sola bala mientras se persignaba. Las grandes duquesas Olga, Tatiana y María murieron detrás de ella. El enfermizo zarévich, fue rematado por dos balas en la oreja. La gran duquesa Anastasia, que se había desmayado cuando comenzaron los disparos, recuperó la conciencia y fue muerta con las bayonetas y las culatas de los fusiles. Este episodio daba fin a la dinastía Romanov y detrás de ella, el régimen zarista.





GANDHI
El día 30 de enero, paseaba por los jardines de la Casa Birla, su residencia en Nueva Delhi, estaba acompañado por el Vice Primer Ministro Sardar Patel. Minutos antes de las cuatro de la tarde, miró su reloj y les dijo a sus acompañantes: —Debo irme ahora. Es hora de hacer mis oraciones. Apoyado en sus dos sobrinas nietas, Aya y Manu, se alejó lentamente hacia el pabellón. Subió los tres escalones de la construcción y allí lo esperaba Nathuram Godse.

—Llega tarde a sus oraciones —le dijo.
—Efectivamente —confirmó el Mahatma.

Nathuram sacó un revolver, que llevaba escondido entre las ropas, e hizo tres disparos. Uno de ellos, alcanzo el pecho de Ghandi, los otros dos se introdujeron en el vientre, unió sus manos en gesto de oración y murmuró “Al Ram, Ram”, una invocación a Rama, una de las manifestaciones hindúes del dios que habita en el interior y en el exterior. Luego cayó de espaldas sin decir una palabra más. Mientras el asesino era arrestado por la policía, Gandhi fue entrado a la casa, donde murió dos horas después.

ISAAC RABIN
Los esfuerzos de Rabin por la causa pacifista fueron reconocidos a través de la concesión, junto con Arafat, del Premio Nobel de la Paz y del Premio Principe de Asturias de la Concordia en 1994. No obstante, el clima de revuelta contra las concesiones a los árabes, fomentado en Israel por la derecha nacionalista y por el integrismo judío, acabaron provocando un atentado que le costó la vida cuando salía de un mitin en favor del proceso de paz

Según la versión oficial el asesinato de Rabin seria fruto de un asesino solitario. Explican que al dispararle de cerca, uno de los proyectiles dio en el pecho y otras dos balas más hirieron en la cabeza a uno de los guardaespaldas que lo acompañaban en ese momento. El asesino, Yigal Amir, residía en Herzlia, tenia 28 años de edad, estudiaba leyes en la Universidad de Bar-han.



ITURBIDE
Después de entrar victorioso junto con Vicente Guerrero y e ejercito trigarante a la Ciudad de México y consumando así la Independencia mexicana es promovido como emperador por pueblo y políticos de la época tras concordar que era la mejor manera de gobernara a México, como un Imperio.

Después de rechazar el linaje Borbón para el trono mexicano y siendo Iturbide emperador, es denostado y minimizado por grupos que deseaban verse igualmente en el poder, es exiliado a Italia y después viaja a Londres.

Tras conocerse los intentos por reconquistar a México, Iturbide decide volver para ponerse al servicio de la patria. En su trayecto transatlántico es nombrado persona no grata y condenado a muerte si pisase con un pie el país, tras lo cual al embarcar en México es llevado a Tamaulipas y fusilado, borrando su legado y destrozando su imagen hasta nuestros días.


MAGNICIDIOS DEL SIGLO XX EN MÉXICO



FRANCISCO I. MADERO Y SU VICEPRESIDENTE JOSÉ MARÍA PINO SUÁREZ

22 de febrero de 1913, marca el inicio de un siglo ensangrentado por diversos magnicidios. Solamente pudo ser presidente durante quince meses. En este magnicidio quedó claro que el evidente autor intelectual fue el general Victoriano Huerta –y sus cómplices–, a quien en la historia se le registra con el nombre de “El Chacal”, que pudo resistir en el poder diecisiete meses.









CARRANZA, ZAPATA, VILLA, SERRANO
Todos ellos caen en medio de la trifulca de facciones llamada “Revolución Mexicana” después de traiciones y ambiciones que pusieron al país de cabeza tras la salida de Porfirio Díaz








ÁLVARO OBREGÓN SALIDO
Quien en su ambición por perpetuarse en el poder, al estilo Porfirio Díaz, después de su primer cuatrienio, y siendo presidente “su aparente amigo” Plutarco Elías Calles, organizó su reelección presidencial, y después de triunfar, inició el periodo de las celebraciones.

En una de ellas, en una comida efectuada el 17 de julio de 1928, en el “Parque de la Bombilla”, por el rumbo de San Ángel, en el sur del Distrito Federal, fue abatido por el joven José de León Toral. Todo el proceso jurídico estuvo viciado, empezando por la existencia de dos actas de defunción



LUIS DONALDO COLOSIO Y JOSÉ FRANCISCO RUIZ MASSIEU.
Uno candidato a la presidencia del partido hegemónico en México, virtual vencedor y hombre convencido y defensor de sus ideales. Otro integrante del CEN del poderoso partido PRI quien es ultimado sorprendentemente.

Ambos casos suceden a meses de distancia, lo que despierta la suspicacia de muchos y se dan en un entorno de crisis institucional y económica, lo que provoco movimientos en su partido que generaron filias y fobias interesadas, todo una caldo vicioso.





LA MUERTE POLITICA

No hay peor muerte que la política. Es la muerte más dolorosa, pero es la única que tiene retorno terrenal.

Hombre de política que es impedido de ejercerla a cabalidad, es impedido de trascender y desarrollar su carrera, debido a que ya no es bien visto, debido a que sus pares ya no le conceden su gracia y que no cuenta con el apoyo de algun grupo factico.

En linea con lo anterior, me parece que los medios de comunicación son, los más beneficiados por la transición en México. Este suceso democrático trajo como consecuencia, inmediata apertura de expresión, de medios y de voces que velozmente comenzaron a opinar, criticar, analizar y discernir la política nacional sin el yugo del estado PRI ista.

Lo anterior trascendió, en un mayor poder a los medios de comunicación tradicionales, que a mi juicio se convierten en los fiscales de la política nacional y deciden romanamente quien vive y quien muere en el circo político.

En el pasado los errores, fraudes, torpezas e indiscreciones de la clase política eran escondidos o minimizados por los medios y los tribunales, lo que permitía que muchos suicidas políticos conservaran su calidad de viviente.

Pienso que los medios y los partidos mezquinos, hoy tienen enterrados con razón y sin ella, a muchos personajes de la vida nacional, además han sacado de su limbo a políticos que parecían haberse ido al mas allá o a Dublín que vuelven a reclamar su obra inconclusa.

Hombres que aportan consistentemente a la democracia al buen gobierno de nuestro país están muertos para la sociedad, un excelente ejemplo me parece el Senador Francisco Ricardo García Cervantes.

Hombres están muertos para la sociedad por que han sido evidenciados, es el caso de René Bejarano.

Hombres resucitan y tienen importante relevancia en nuestros días, es el caso de Manuel Camacho.

En México nadie muere del todo, pienso que la mejor manera de preservar la tradición de día de muertos en México, es desafortunadamente, padecerla. Cuando un ser de nuestros afectos, familiar o político, se va, es el principio de su legado y de su historia, es el principio de su sombra tras nuestros actos.

El dilema comienza cuando nuestros muertos nos orillan a ese mismo estado con sus dogmas, sean políticos o familiares, sean muertos hechos cenizas o muertos que tocan a la puerta.

www.twitter.com/carlosdecimo

Comentarios

Entradas populares de este blog

El discurso valió la bala

15 lugares de los escritores de "La onda"

Coqueteo entre el Rector Narro y Peña Nieto